Cerrado

cerrado

Finalmente, lo tengo que cerrar. Estas serán la últimas líneas que escriba en este blog.

Me hubiese alguna vez gustado conocer personalmente a muchos bloggers y sentarlos a todos juntos, seguramente hubiera sido una reunión llena de palabras y comas, de gente de colores y sueños. Hubiera dado también mi mano derecha por saber quienes visitaban este blog, pero en eso radica el misterio de escribir aqui, parece que será siempre un enigma.

Dolerá un poco, es como si matara la mitad de mí.

El blog seguirá existiendo, no creo que sea correcto borrarlo.

Para cualquier comentario sobre el blog puede contactarme aqui mismo a traves de un comentario o si prefieren correo electronico:

diosich_correo1

Finalmente me permiti poner 2 entradas que siempre me han gustado que hice para mis 2 pequeños: Pequeñitas manos y ¿Cuando moriran los padres?

Ojalá y duren aqui por siempre.

¿cuándo morirán los padres?

Uno de los peores errores que he cometido en mi vida es decirle a mi pequeño que moriría algún día. Tonto de mi, trataba de explicarle a mi pequeño el ciclo de la vida: todo aquello que vive, muere, incluso los padres.

Fué un mal ejemplo. Mi pequeño en aquel entonces tenía 4 años. Se lanzaba a mis brazos y lloraba mientras me decía “¿verdad que no te vas a morir Papito?¿verdad que no?”. Sin comprender aún mi gran error le decía: “pequeñito, todas las personas mueren algún día, es algo natural”.

Mi pequeño lloraba y sus pequeños bracitos apretaban mi cuerpo.

Jamás me he arrepentido tanto de mis palabras.

Durante muchos días mi pequeño anduvo cabizbajo, a veces en el auto lloraba sin motivo alguno. Al preguntarle que le pasaba, me contestaba que me iba a morir. Detenía el auto y lo abrazaba. Trataba de consolarlo con toda mi alma, le repetía una y otra vez que no era cierto, que lo que había dicho no era cierto, que nunca moriría, que estaría ahí para siempre, que lo cuidaría y lo llenaría de abrazos.

Fueron muchos días de sufrimiento que  poco a poco fueron quedando atrás.

Todavía cargo ese sentimiento de culpa. Han pasado tantos años que he olvidado el mundo mágico de los niños. Ese mundo donde no hay temores y todo se arregla con una sonrisa.

Yo me he atrevido a destruirlo.

Perdóname pequeñito, por que te he mentido. Los papás no mueren. Mientras eres pequeño estarán ahí, siempre a tu lado, listos para levantarte en cualquier caída. Jugaras y reirás con ellos. A la hora de dormir cuidaran tu sueño y podrás dormir en sus brazos. Poco a poco iras creciendo, tu serás mas alto, yo tendré más canas y cada vez nos veremos menos. Partirás algún día no sé a donde y construirás tu vida, y aún a lo lejos seguire contigo, en cada risa, en cada paso. Cuando camines por una senda solitaria bajo el bosque o lances una piedra al agua, sabrás que estaré ahí. Te casarás y formarás una familia, llegará el día que tengas un hijo con quien podrás jugar y cargar en brazos. “¿Cuándo morirán los padres?” te preguntaras entonces y solo en aquel momento sabras la respuesta: nunca pequeñito, nunca.

Pequeñitas manos

ratoncito

Es de noche ya y duermes sobre mis brazos. La canción que te he cantado te ha arrullado, te has quedado en silencio, quieta sobre mi pecho. Ahora duermes tranquila y puedo acariciar tu pelo, mirar tu rostro.

Estás cansada, tal vez ha sido un día pesado. Hoy has explorado el mundo y vencido tus miedos. Poco a poco has recorrido la casa, has llevando tu risa a cada rincón.

Te acercas con curiosidad a tu hermano mientras hace la tarea, le robas los lápices y pintas de inocencia sus cuadernos.

Abrazas con emoción tus muñecos y los llenas de besos, una pequeña rana verde y un caballito azul.

Hoy me he llenado de alegría al llegar a casa, he escuchado tus gritos a tu hermano avisándole que he llegado. Te he abrazado y tu nos has abrazado a ambos.

Pequeñitas manos, descansa, que yo velaré tus sueños.

Lasik

small_3543666171
photo credit: toxickore via photopin cc

A veces me cuestra trabajo describir las cosas pero creo que vá por aqui:

Creo que es como estar acostado en un frio intenso, sin poder moverse y escuchar al oftalmólogo decir: “sentirás un pequeño corte, luego verás una luz intensa, es el laser, no te muevas”. Entonces comprimes el estomago, tensas las piernas, aprietas los puños, dejas de respirar e intentas no moverte por nada en el mundo. Tu visión se torna borrosa, llega la luz, te cega y se va. Mientras, tu mente de manera consciente te dice que lo que está ocurriendo y lo que ven tus ojos, no es real.

Pasa todo muy rápido, dura un instante, y es en ese pequeño momento que te preguntas si al abrir los parpados este planeta seguirá siendo el mismo con tus nuevos ojos.

Bueno, así.

PD 1. después hasta las hojas de los árboles se ven más bonitas
PD 2. aún en ocasiones uso lentes.

PD3, 25 de Feb 2014:  emoticon-0127-lipssealed

Un espacio para mi pequeño

espacio mi pequeño

Nos costó un poco de trabajo pero creo que quedó bien. A mi pequeño (adolescente) le tocó darle los toques finales de pintura y supervisarlo, a mi me tocó medir, cortar, sellar y cablear su ahora nuevo lugar.

Creo que dejamos aserrín, tornillos y pedazos de todo por todas partes, pero quedó perfecto. Nada que no se pueda hacer sin un excelente supervisor de como quedará su cuarto :D

Y nos divertimos, ¿verdad?

Panqué de zanahoria

Sé que algún día leerás esto pequeña y quiero decirte que hoy me siento especial, Tú y yo hemos llenado el comedor de harina y de trastes sucios pero lo hemos logrado.

Este panqué ha sido el mejor y mas delicioso que haya probado en mi vida, sobre todo cuando ha sido hecho por tus manos.

Sé hoy que llevaré por el resto de mis días tus risitas y me acordaré siempre con alegría de aquel huevo que salió volando hecho todo un desastre.

Nunca cambies un plato roto por una sonrisa pequeña.

Gracias por hacer este día tan especial.

RECETA: Panque de zanahoria

Ingredientes
5 zanahorias peladas y ralladas finamente (400g)
1 1/4 tazas de harina (155g)
1 taza de azúcar (250g)
2/3 taza de aceite (160ml)
2 huevos (110g)
1/4 taza de nuez picada (30g)
1 cucharada de canela en polvo (10g)
1 cucharadita de polvo para hornear (5g)
1 cucharadita de bicarbonato (5g)
1 cucharadita de vainilla (5g)
¡ganas!

Preparación
Cierna todos los ingredientes secos; el polvo para hornear, el bicarbonato de sodio, la harina , el azúcar y la canela. Añada a lo anterior las zanahorias, el huevo, el aceite, la vainilla y las nueces mezclando perfectamente bien. En un molde para microondas previamente engrasado vacíe la mezcla, tape con papel encerado y hornee a temperatura alta durante 10 ó 12 minutos aproximadamente. Se deja reposar y se desmolda cuando esté tibio.

Disculpas

armonica1

Fotografia: Recorte, anciano tocando armonica – Diosich.

—Le pido una disculpa…
—mmm…
—Hace un rato le tome una fotografía, sé que le molestó…
—me hubieses preguntado primero, me podías haber tomado todas las fotos que quieras.
—Lo siento, lo ví ensasismado tocando la armónica y vi la luz, pensé en la imagen pero no me di cuenta que le molestaba.

Y es que lo vi con su armónica, ví la luz, tome la fotografía pero nunca me percaté que al hacerlo perpetuaba su invalidez, la acrecentaba a los ojos de todos y lo ofendía. Hube de regresar sobre mis pasos y pedir disculpas a este honorable anciano en silla de ruedas.

Así somos los seres humanos, a veces solo vemos lo que queremos ver y se nos olvida ponernos en los zapatos de la otra persona.

Muchas veces he cometido errores, esta vez una disculpa era lo menos que podía dar.

No hay acceso a las playas

no_hay_acceso_chico

—No hay paso…
—¿Cómo…?
—Ni pesca, ni cordeles, ni anzuelos, ni pasos…no se puede pasar —dice el velador—. Se robaron 3 motores de las lanchas hace unas semanas, primero una semana a mí me encañonaron y luego a la semana siguiente a todos los veladores los amarraron y se llevaron los motores…

Y es lo que pasa en Yucatán, parece que poco a poco y sin que nadie se de cuenta la inseguridad o los malos actos permean en la sociedad y se van robando los espacios que antes considerábamos tranquilos y alejando la paz de este hermoso estado. Así, poco a poco, de boca en boca o de robo en robo nos enteramos que nuestra tranquilidad se ha ido o se esta yendo.

Por lo pronto parece que las “piedras” de Chuburná, lugar preferido de pesca, paseos y playa, serán por un buen rato tan solo un recuerdo en la mente de muchos.

Un alto en el camino

CallesCampeche by Diosich
CallesCampeche, a photo by Diosich on Flickr.

Creo que llevo bastante tiempo escribiendo en este blog y me gusta venir de cuando en cuando por aquí a leer como han sido mis días en otros años.

A veces es un tanto alegre y otras veces no. Mis faltas de ortografía han mejorado, los crímenes de mis comas ya no son tan graves. Mi dislexia permanece.

El blog algunas veces se ha tornado oscuro algunas veces estos 2 años. Sin duda este año que viene será diferente, cada día que pasa puedo sentirlo, ya las sonrisas a mi alrededor me han alegrado el sueño muchas veces.

Se que empiezo a caminar por un camino de luz, de cosas brillantes, de risas y de brillo en los ojos.

Todo saldrá bien, lo sé. Asi que bienvenido 2014.