Mérida – Monterrey

Por las noches mientras camino por el fraccionamiento, por las calles recién iluminadas, con el ladrar de los perros, bajo la noche o la oscura tarde, no puedo evitar pensar que esto es mucho más de lo que siempre jamás soñé tener en Monterrey.

He caminado por muchas partes desde que regresé a casa, por las calles, en el centro, en la playa, en mi pueblo y en todos ellos encuentro mil cosas que siempre busqué pero no encontraba.

Monterrey es una ciudad agradable, pero siempre he dicho que es una ciudad de cemento. Ya lo definía perfectamente un cliente de Monterrey al cual me toca darle soporte técnico, una persona de un muy buen nivel:

— ¿Oye, entonces vives en Mérida?
— Si..
— Pero es una ciudad bien chiquita, no hay centros comerciales grandes ¿pues qué hacen el fin de semana?

Rayos, y pensar que hace años cuando llegué a Monterrey recién desembarcado del D.F. me fascinó la ciudad por que se parecía a mi pueblo.Peace Sign

Anuncios

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s