Auxilio vial

Esta vez sí, no sé por donde comenzar. Seguramente lo mejor será comenzar por el final.

7:00 PM De regreso de nuestras mini-vacaciones en la playa ( y yo de trabajo ),  a la altura del Barro el trafico se hizo demasiado pesado. Como nos faltaban unos 2 kilómetros para llegar a la casa se me hizo fácil tratar de darle la vuelta, así que me metí al antiguo camino a Santiago para cortar camino…ahí el auto comenzó a hacer ruidos extraños y minutos más tarde se detuvo. Volver a ponerlo en marcha no tuvo éxito, así que llamé al auxilio vial para solicitar una grúa. Nos quedamos en medio de la nada, esperar no sería una idea inteligente, no hay taxis, no hay transporte, así que bajamos las cosas y caminamos hasta la casa. Fue una dura caminata, sobre todo para la mas pequeña.

8:30 PM Llegamos a casa. ¿y las llaves?¿se quedaron en el auto? No, afortunadamente no. Le pedí a mi vecino que me diera un aventón hasta donde deje el vehículo. La niña se quedó llorando, el niño llegó cansado.

La parte en donde lo dejé todavía no tiene pavimento y además es de un solo carril. Fue duro regresar, sobre todo por que ese carril venia lleno de vehículos en sentido opuesto que trataban de evadir el congestionamiento de la carretera. Además hay que pasar un vado.

9:00 PM. Me quedé solo a esperar la grúa. Se me hace que es la banda de sincronía o de tiempos. Si es así voy a hacer un pinche coraje. Los 3 últimos mantenimientos que he llevado al vehículo a la agencia (por lo de la garantía) siempre les dije debido a las historia$$ de terror que he escuchado: revisa la banda, cambia la banda, ¿y la banda?. Saben cual fue la respuesta, la banda está bien, todavía aguanta. Por lo menos tengo el sello de garantía por el servicio recibido en el taller encima de donde dice “cambiar banda.

Ya mas tranquilo medito en lo peligroso que fue caminar con los niños. Esa callecita es muy estrecha y todos los vehículos, sobre todos las camionetas gigantescas tipo narco, les valía madre y te aventaban la camioneta encima con la consigna “hazte un pinche lado”. Me asusté bastante de pensar en eso y lo sigo todavía.

El auto en ese pequeño lapso de tiempo de hora y media estaba cubierto yá de polvo. La tierra seca se levantaba con cada vehículo que pasaba, me supongo que yo estaba igual.

9:30 PM. La grúa no llega y comenzó a llover. $%/!”·$. Me encerré en el auto, el calor es sofocante pero no puedo abrir las ventanas. El lugar es muy solitario, no hay casas en 100 metros.¿y si la grúa no llega?¿qué hago? ¿Me quedo a dormir aquí? No mejor no, no quiero que mi auto acabe sin llantas ni cristales como le sucedió a un auto por estos rumbos el año pasado. El sonido de las gotas en el techo es más fuerte en el silencio.

Me quedo pensando en todos los que he visto pasar. ¿qué pensarán al verme ahí tirado? En medio de un lugar solitario, en chanclas, en traje de baño corto o short y una lámpara en el cuello. Intento volver a marcar a la aseguradora y cada vez escucho: “su llamada es muy importante…por favor espere”. Llamé hasta que se me agoto el saldo del celular.

¿Y ahora? Esperaré.

10:00 PM, Sigue lloviendo, la maldita grúa no llega. Lo de cargar el teléfono usando la tarjeta de crédito no funciona. El 7-Eleven que es lo mas cercano está a unos 3 kilómetros, a pié, en medio de un lodazal y bajo la lluvia.

Esto se pone cada vez más oscuro, y la luminaria del poste de luz bajo el cual estoy  a veces se apaga y enciende. $%&$% ¿Y si asustan?¿Y si me sale la bruja asusta-policías de Santiago? Nó, piensa en otra cosa, piensa en otra cosa; los fantasmas no existen. Piensa, sé científico: protones y neutrones, las ecuaciones de Maxwell, los átomos y los quarks, el gigante acelerador de partículas que están construyendo en Europa cuyos científicos no tienen ni puta idea si funcionará y nos cargará la chingada a todo el planeta….$#@#$%%, mejor pienso en otra cosa, la física quántica me asusta más.

Me entretengo mejor mentándole la madre a los de la grúa, es más productivo.

10:30 PM Ya no pasan vehículos y la lluvia ha cesado a casi nada. Así que decido que ni modos, tendré que caminar hasta al 7-Eleven. No tengo que caminar mucho para encontrarme a un matrimonio joven que llega a casa. Espero no asustarlos. El esposo amablemente me dá su celular para marcar el 01-800 de la aseguradora solo  para recibir el mismo mensaje: “Su llamada es muy importante …”.

Se ofrece pasarle saldo a mi celular y lo hace.

Me da pena pero me muero de sed. Su esposa me regala un vaso de agua. Les agradezco mil veces su ayuda y me regreso al auto ya por lo menos más comunicado.

11:00 PM Sigo sin poder comunicarme, cada vez que marco recibo el mismo mensaje y después de varios minutos de esperar la llamada se corta.

11:20 PM ¡Al fin!¡Me contestan! La persona que responde la llamada detecta que hace 3 horas y media que espero grúa y nada, así que le mete galleta: “en 20 minutos están ahí”. Los hijos de la chingada me habían olvidado.

Entre 11:20 y 00:30 A.M. Hablamos unas 10 veces. El de la grúa no ubica donde estoy, mil explicaciones van de cómo llegar. Me llaman, los vuelvo a llamar. Camino unos 500 metros hasta la carretera para esperarlos ahí. La lluvia comienza de nuevo y el único lugar donde hay un techito está en medio de un charco, ni modo, me meto al charco para guarecerme del agua un poco.

Solo falta que mientras estoy en el agua me salga una serpiente en los pies.

En eso recibo una llamada: “la grúa está al lado de su vehículo y usted no esta ahí, si en 10 minutos usted no llega, la grúa se va y el expediente se cierra“. ¿alguna vez han corrido con chanclas o sandalias playeras 500 metros en la oscuridad, en una calle de terracería llena de lodo, bajo la lluvia? Yo yá.

¡No hay nadie! Llego al auto y no hay nadie. Los hijos de la chingada me están jodiendo. Les marco y me ponen en conferencia con los de la grúa. Quedamos que lo más fácil es que los espere en Mundo de adeveras. Así que cuelgo y me pongo a caminar de regreso un kilómetro y medio. Con la lamparita de mi pequeño, camino a las 12 de la noche por la carretera nacional, los trailers van bastante rápido y me tengo que hacer a la orilla. No puedo creer que esté ahí caminando en chanclas y short en medio de la noche.

00:30 AM ¡Al fin! La grúa. Lo primero que me dijo el conductor es: “dio mal la dirección”. A estas alturas nomás me río. Ya para qué hago corajes.

1:00 AM ¡Al fin! En la agencia, nos recibe el guardia. La grúa deja el vehículo y se vá. Saco las cosas de valor del auto y las pongo en una bolsa de plástico que es lo único que tengo a la mano. Pido y ruego para mis adentros que el guardia no me pida me lleve la sombrilla playera por que si nó díganme que taxista levantaría en Monterrey a una persona a la 1 de la mañana, en short, en chanclas, con una bolsita de plástico en la mano y una sombrilla en la otra.

A este cabrón se le perdió la playa.

Lo peor es que solo tengo 20 pesos en la cartera, ahora ando a pie en la ciudad. Tengo que caminar hasta encontrar un cajero que por lo menos estuvo cerca. La poca gente que se cruza conmigo se me queda viendo.

Me siento como suripanta. Mientras no pase una patrulla.

El taxista que me levanta le noto que duda un poco pero levantarme pero lo hace. Tiene una platica muy amena. Le cuento mi tragedia y nos reímos. Me recomienda tomar clases de mecánica por las noches: “p’que cuando menos sepa que hacer al levantar el cofre del auto”.

1:30 AM. ¡Al fin!¡ En casa ! Y me cuesta trabajo dormir de acordarme y reírme de todo lo que me pasó. Ahora entiendo por que los vehículos los garantizan hasta los 100 mil kilómetros, el mío falló a los 103.

Anuncios

4 comentarios en “Auxilio vial

  1. Yo se que pasaste algo muy lamentable…pero debes de pensar que hay situaciones de ls vida mucho peor…no hay que exagerar tanto como si fueras el único en el mundo que pasas por esas cosas…Dale gracias a Dios que no fué un accidente con pérdidas humanas..eso si es lamentable.
    En fin te falta mucha experiencia de la vida..ya madurarás
    Saludos
    Jorge

  2. La vida se vive al momento y como tal tu realidad era esa, discrepo de Jorge que le parece un tanto exagerado lo que comentas en tu historia y lo ve como falta de madurez, creo por simple que parezca un evento tiene mensajes visibles y ocultos, en lo personal me gusto tu relato, es ameno e interesante; te comento que curiosamente llegue a esta pagina investigando sobre auxilio vial esto por tener un negocio dedicado a este fin, espero que no te vuelvas a ver en esta situación y si asi fuera y requirieras el servicio en Guadalajara aquí estamos para servirte http://www.groupgc.com

    Jenaro

  3. Hola Jenaro,

    gracias por tu comentario. Concuerdo con tu opinión. No es lo mismo estar ahí.

    Ya apunté tus datos por si me quedo por ahi en guadalajara.

    Gracias. Saludos !

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s