Cajeros automáticos

Hoy por la mañana tuve que pasar por un cajero, tenía prisa, así que me metí al primero que encontré, la zona no era muy agradable, sobre todo a las 7 de la mañana. Un señor de edad, tal vez 50 salía del cajero

-Mi tarjeta dice que está vencida ¿por qué dice que está vencida? – me dijo

No me lo esperaba, tenía prisa, así que me metí al cubículo donde está al cajero. El se metió atrás de mi y yo pensé: “qué poca madre, cabrón, las personas normalmente entran solas a sacar dinero”.

-Oiga, por que dice que está vencida, a ver, cheque…-decía mientras me ponía su tarjeta en la mano insistentemente

-No lo sé…- contestaba yo mientras deslizaba la tarjeta del señor por el lector.

…de repente sentí un pinche coraje, me sentí utilizado ¿por qué yo tenía que hacer eso?¿y yo qué?¿le importaba al señor si tenía prisa?

-sabe qué, mejor revise usted – le dije mientras me daba la vuelta y me dirigí a otro cajero.

Estas son las cosas que me matan, por que me dejan pensando toda la mañana ¿y si realmente necesitaba ayuda?¿qué debí haber hecho?¿será que la ciudad me ha vuelto insensible?¿y si lo que quería era asaltarme?¿y si lo que quería era envolverme para ponerme una navaja?

Anuncios

3 comentarios en “Cajeros automáticos

  1. Entiendo. Creo que en otras épocas hubiéramos tenido más paciencia. Pero ya no sabes lo que te depara el próximo segundo.

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s