Una tarde juntos

Me siento un poco raro en el trabajo, y es que hoy cuando mi pequeño me pidió acompañarme hoy el día del niño no me pude negar.

Mientras hablo por teléfono el camina despacito o se me acerca y me habla en el oído.

En la mesa que está enfrente se ha entretenido bastante siguiendo las instrucciones para armar el pequeño castillo. Ahora ya que descubrió el pequeño cañón, en silencio lo ha disparado contra cuanta silla se le pone enfrente. Se mete bajo las mesas buscando la bala imantada perdida en el disparo.

Me pregunto que recordará de aquí cuando sea grande.

Anuncios

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s