En Chihuahua, al día siguiente.

Afuera hace mucho frío, no se lo que me espera. Desde la ventana puedo ver que algunos autos están cubiertos de blancos. Los cerros desnudos a mi costado también quisieran estarlo. La nevada fue ligera, aunque por las noticias puedo ver que en Ciudad Juárez sigue nevando.

Es una ciudad pequeña bastante tranquila. He desayunado ya. Prácticamente un buen plato de fruta y 2 waffles. Este hotel no se que tiene, al estilo gringo te ponen fruta, panes, mantequilla y el microondas para desayunar. Incluso el café tienes que tomarlo de una maquinita expendedora de monedas. El jugo no es natural y malo. Lo que me gustó anoche al llegar es la cortesía que arman, colocan cervezas, bebidas y botanas en el lobby; un o puede estar ahí esperando la hora de ir a dormir viendo la televisión. Nadie habla ni voltea a ver. Aunque a veces que caso tiene preguntar, muchos de ellos consultores, se la pasan viajando todo el año sin poder regresar a casa.

Las calles se me han hecho bastante complicadas, para ir a un destino dan vueltas y más vueltas, doblan a la izquierda, luego a la derecha una y otra vez. La ciudad es muy plana, prácticamente no hay edificio de mas de 10 pisos, y los de 6 como el hotel donde estoy son bastante escasos. Alrededor de Chihuahua hay 3 pequeños cerros, me ha llamado la atención su color rojo tenue, casi como si fueran de color rosa. Llegué al anochecer así que no pude ver en medio de que está la ciudad, aunque por lo que he leído está en medio del desierto. Las calles, edificios y monumentos se llaman Pancho Villa por aquí, Pancho Villa por acá.

Su gente es amable y accesible. Todos me han recibido con una sonrisa. Por la mañana la gente que me recibe en la empresa que visito es bastante amena. Uno de ellos platica su regreso de un viaje de tres semanas al sur. Consultores.

Tengo que dejar de escribir, la jornada empieza.

Anuncios

8 comentarios en “En Chihuahua, al día siguiente.

  1. Hace tiempo estuve en Chihuahua. Renté un auto y salí de la ciudad hacia la Tarahumara. Recuerdo con tus palabras la sensación del regreso en auto: descubrir la planicie. Ciertamente alrededor hay muchas zonas desérticas. Pero también lugares muy hermososos con vegetación y algunas huertas junto a los escasos ríos.

  2. Tal vez un día se me haga el poder viajar en ese tren maravilloso que recorre chihuahua. Dicen que es maravilloso.
    Los lugares que me describen de la sierra se escuchan bastante agradables.
    Por cierto, tenía la idea preconcebida de ver tarahumaras por la ciudad, pero no he visto uno.

  3. El Chihuahua-Pacífico tiene un recorrido maravilloso: la Barranca del Cobre.
    Seguramente sí había tarahumaras por la ciudad (siempre había por algo), pero cada vez con vestimenta más mestizada. Aunque también, pensándolo bien, por el invierno no bajan de la sierra. ¡Quién sabe! Hace muchos años que fui…

  4. El último día me platicaron que en realidad hay Tarahumaras y Rarámuris. Que hay tarahumaras de la alta montaña y de la baja montaña. Que se ha dado por nombrar malamente a todos como tarahumaras. Que lamentablemente algunos de ellos bajan a la ciudad a pedir limosna y que les gusta mucho el alcohol.

    Esto exactamente es lo mismo me platicaban en Caracas acerca de la tribu Yanomami.

    Respecto al gusto por el alcohol, me dijeron que se les acostumbraba pagar con Alcohol sus jornadas de trabajo. De la limosna creo lamentablemente esa puesta en cámara (y además de moda) de su sociedad sin hacerlo adecuadamente está afectando a algunos elementos suyos.

    Esto me hace llevar a pensar en lo que la sociedad moderna global está afectando a esas etnias (corrígeme si usé mal el termino) aunque creo debo escribir mejor: “mini-sociedades”. Me pregunto a veces si nuestra sociedad debe protegerlos al grado de verlos como si fueran un zoológico ( así de cruel, y me refiero a cuidar su entorno, aislarlos, etc ) o simplemente dejar que nuestra sociedad absorba a la de ellos con todo lo que conlleva.

    La primera opción se me hace inmoral y la segunda opción se me hace monstruosa.

  5. Creo que no me toca corregirte, sino compartir contigo discusiones. Ayer una tesista en antropología nos mostraba de manera convincente que lo mejor es llamarles “colectividades”, puesto que lo de etnias o mini sociedades implica cuestiones de percepción desde el poder… y tal y cual. Pero no es aquí el lugar para desarrollar un argumento (cosa que podemos sin embargo hacer en otros espacios internáuticos).
    Sobre el alcoholismo en la sierra te doy un dato: los gobiernos estatales han mantenido la sierra en ley seca desde hace décadas. Pero los empresarios (aserraderos sobre todo) acostumbraron a los tarahumaras (o raramuris, como ellos mismos se llaman y que quiere decir “pies ligeros”) al alcohol como forma de pago. Si te prohibo algo lo deseas. Si no me permiten tomar una cerveza de vez en cuando y me pagan clandestinamente con alcohol, lo tomo.
    El capitalismo adquiere sus rostros más salvajes entre las colectividades de campesinos, esos “indios”, esas “microsociedades”.
    Sobre lo que dices al final, “nuestra sociedad” es en realidad un cúmulo de micro colectividades aglutinadas por la colectividad de los que ejercen el poder. A ellos debemos mostrarles lo que pueden hacer algunas colectividades (como las campesinas que han sido durante milenios colectividades ligadas a la tierra de una manera sustentable -el mejor argumento es que si así no hubiese sido la humanidad hace tiempo que habría desaparecido). Tenemos que aprender de ellos. Pero tenemos que aprender también a luchar contra las estrategias del poder. Respecto a las “etnias”, ni respetarlos ni absorberlos. Dialogar. Aprender.
    Pero puedo estar equivocado. Cuando era niño a casa iba de visita un viejo anarquista español. Decía que la humanidad es la peor lacra del planeta y que había que acabar con ella. Obviamente me volví pacifista.

  6. Los leo y me pienso, se me agolpan las ideas en la mente y de plano no salen a las teclas. Por lo pronto los disfruto leyendo y aprendiendo en consecuencia.
    Mucha intensidad (y mucha realidad) para comenzar mi semana.
    Saludos

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s