Una mañana sin luz

Por alguna extraña razón nos amaneció temprano, es uno de esos días donde parece que a todos se nos fue el sueño. Así que a las 5:30 ya estábamos levantados haciendo nada, fue una mañana fría y de mucho viento. Aprovechando que teníamos tiempo, pues que mejor que un cafecito y ¡zas! en ese momento que se va la luz.

¿qué paso?

En es momento fue todo un caos, primero para localizar la maldita lámpara que siempre está ahí menos cuando uno la necesita. Los madrazos al golpearnos las rodillas en la silla mientras busca uno los cerillos, luego las velas, ¿dónde deje las malditas velas?

Nunca encontramos las velas así que mi esposa encendió las velas de un arreglo de mesa que tenía. Así que andábamos con el arreglo para aquí y para allá.

Pues el tiempo corre, y la escuela es la escuela, así que cambiar niños en la oscuridad es toda una experiencia. No digamos los pañales de la más pequeñita.

Así con vela en mano tratamos de salir adelante.

¿donde dejaste la mochila? A buscarla con el arreglo de mesa en la mano. ¿guardaste la tarea? Con la vela para otro lado. ¿la plancha no funciona? Pues así, ni modo. ¿hay que sacar la basura? No veo nada. ¿está rozada?¿la pomada donde la dejé?

Hoy todo fue un desastre. Del café ni nos acordamos……. ¡creo que dejamos la estufa prendida!

Anuncios

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s