Compañeras de mi vida.

Ayer ya muy noche, me asomé a ver las estrellas. Las extrañaba mucho.

Cuesta trabajo ver las estrellas, Monterrey es una ciudad de mucha luz, solo aquellas que más brillan destacan en la oscuridad. La noche era clara, sin viento y fría. Es raro, pero recuerdo que antes el cielo era exclusivamente de ellas, ahora veo pasar avión tras avión con sus luces parpadeantes, satélites que se mueven sutilmente en el firmamento.

Es difícil de imaginar pero crecí en un pequeño pueblo donde la mayoría de las cosas se hacía al aire libre. Muchas fiestas hasta el amanecer fueron bajo las estrellas, cada noche durante muchos años siempre me acompañaron. Incluso al ver una película estaban ahí. Nuestro cine no tenía techo, teníamos que esperar a que anocheciera.

Por la madrugada cuando todo terminaba regresábamos caminando a casa entre risa y risa, broma y broma. Poco a poco nos íbamos separando, se iban quedando por el camino hasta que me quedaba solo, era el que caminaba un poco más. Las calles estaba vacías, todo era silencio. Podía escuchar el ruido de mis propios pasos. Los árboles gigantes proyectaban sus sombras sobre la calle, algunos perros ladraban en la distancia. Algunas veces un viento fresco seguía mis pasos, hacía sonar las hojas de los árboles y me arrullaba. Mientras caminaba, miraba el cielo y me maravillaba ver tantas estrellas, algunas eran chiquitas, otras grandotas, algunas titilaban queriendo llamar mi atención, formaban figuras fantásticas. Platicaba con ellas, pensaba con ellas, les compartía mis alegrías y mis penas. Reían.

Cuando era un niño todavía, y tenía que madrugar, mi Papá siempre estaba listo para decirme:

-Mira, ese es el lucero de la mañana.

Desde aquel entonces siempre las he tenido a mi lado, por sobre de mí. En circunstancias distintas, en lugares distintos.

Pero, es muy tarde ya, tengo sueño. Adentro mi familia descansa ya plácidamente y me espera.

Anuncios

2 comentarios en “Compañeras de mi vida.

  1. Hay cosas que nos marcan en la niñez, no sé por que pero la luna era como una amiga, recuerdo me sentaba en las escaleras de mi csa a verla y le preguntaba que era loq ue veía del otro lado del mundo. Lindos tus recuerdos

    saludos

  2. una noche estrellada, donde la tierra es iluminada por millones de cuerpos a años luz de distancia… jamas se olvida…

    una de las cosas que definitivamente hay que experimentar…

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s