Taquitos de zopilote

ZopilotitoCuando tenía 10 años, a la 1 de la tarde sin falta me tocaba ir por las tortillas. Tenía que caminar una cuadra y meterme en ese mar de gente que sin hacer fila se amontonaba en el mostrador. Me colaba por entre la gente para poder llegar al mostrador.

“1 kilo de tortillas, doña Chona, 1 kilo de tortillas”

Gritaba hasta el cansancio, una y otra vez hasta hacerme notar. Cuando me lo entregaban corría lo más rápido que pudiera, un kilo de tortillas calientes en mis pequeñas manos lo requería.

En la esquina de la tortillería vivía un señor que por las noches vendía panuchos y taquitos en el mercado. Recuerdo una vez que al pasar de ida por las tortillas, el señor con resortera en mano tumbaba un zopilote en el patio de su casa. ¡POC! Y el zopilote cayo. Aletaba todavía con fuerza mientras el señor lo tomaba de las patas. Pensaba que seguramente quería asustarlos.

De regreso, ya con mi kilo de tortillas caliente en las manos, el señor metía al zopilote en agua caliente y lo desplumaba. ¡se lo va a comer!¡lo va a hacer taquitos y panuchos! Pensaba.

No quiero ni pensar cuantas personas cenaron ese día taquitos de zopilote ni cuantas veces más lo volvió a hacer.

Pasaron mucho años antes de que olvidara esta historia y me atreviera a comer taquitos. A estas alturas del partido sabrá Dios cuantos animales diferentes me he comido.

Anuncios

3 comentarios en “Taquitos de zopilote

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s