Monarcas

El sábado me puse a cortar el zacate otra vez. Ha llovido demasiado. Así que compré gasolina, un rollo de plástico, saqué mi cortadora y sobres, me dispuse a pasársela encima de todo ese molesto zacate que crece demasiado. No había llovido así que ese día mi patio estaba lleno de Mariposas amarillas. De vez en cuando aparecía una Monarca, con sus alas gigantescas, naranjas y negras.

¿Dónde estaban?

Después de una hora de estar cortando zacate, todo cansado de cargar la cortadora y lleno de sudor, me tiré en una silla con la mirada al cielo.

Ahí estaban las monarca, seguían pasando sobre Monterrey. Algunas de ellas volaban muy, apenas se podían distinguir los puntos naranjas en el cielo. Pasaban y pasaban.

Ahí estuve tirado hasta que en un abrir y cerrar de ojos las nubes negras cubrieron el cielo. Rápidamente recogí todo lo que había dejado tirado en el patio, el rastrillo, los guantes, el rollo, la tijera, el machete, la gasolina. Cuando termine, todo estaba oscuro.

Ya no había mas monarcas en el cielo.

Anuncios

¿y tú que piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s